BRISA INFINITA

Hago una pausa, rehago la postura de mis piernas y me froto suavemente las manos. Escribo minuciosamente la tarde y sonrío al revelar un sueño.
Espero un segundo para contemplar tu sonrisa en la orilla y llenar mis manos del dorado despeinado del sol.
Las olas invaden la arena sin pudor, provocando un estremecimiento vibrante. Mis labios florecen con los susurros del viento y mi piel se trenza húmeda al amarte en secreto. Es una danza perversa de dos cuerpos bañados en gemidos, desatando tormentas que derraman alivio.
Me siento como la plegaria que roza la tibieza del sol y sobrevuela tus pupilas a ritmo de un dulce elixir, como brisa infinita del amanecer, cual vaivenes de dulce marea que me provocan las llanuras de tus labios. Melodías desatadas sobre el desorden ondulado de tus cabellos.
Arde el viento sobre la quietud del horizonte, ausente de besos, marchito de labios, desnudo de versos salados; sediento de ti.

5 pensamientos en “BRISA INFINITA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s