MIENTRAS VIVA

Para compensar el esbelto y perfecto modelaje como el ser más bello de la creación, hizo Dios al resto de los hombres como unos destartalados peludos, sin demasiado seso sobre los hombros y con sólo medio pie fuera de la cueva. Y al recrearse en tí se empleó tanto, y tan a fondo, que se superó a sí mismo.
Es por eso que ahora la perfección camina sobre tu torso esbelto, la sensualidad cabalga por tus angulosos labios y la auténtica locura brota de ese sedoso y ondulado desorden que se precipita cual cascada de azabache por tu rostro. Tu voz acuna y arrulla cual melífluo murmullo de agua, y debo afirmar, con total y absoluta contundencia, que el cielo se partirá irremediablemente en dos y se ensombrecerá eternamente, el triste y aciago día en el que desaparezcas de la faz de la Tierra.
Escribo siempre de tí y créeme que lo haré día a día mientras viva, pues te encuentro allá donde jamás creí que pudiese haber nada más… Y quisiera seguir haciéndolo por siempre, pues desde que supe de tu existencia, no hago otra cosa que amarte y ya no me imagino haciendo nada más bello ni mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s